Los chinitos de la suerte. Y esos chupetes.

chinitos-de-la-suerte

Chinitos de la suerte.

¿Recordáis esa música entre pegadiza y desesperante?

¡¡Son los chinitos de la suerte,

los auténticos chinitos de la suerte,

toca madera, toca madera,

toca madera ya!!

En el momento que entraba en tu cabeza podía quedar ahí anclada durante todo el día, creo que fue en ese momento cuando el Imperio Chino dió el primer paso antes de invadirnos comercialmente, antes de que en todos nuestras ciudades aparecieran los primeros restaurantes chinos como cocina exótica, antes de que aparecieran en nuestros barrios, donde hemos nacido, crecido y algunos hemos seguido haciendo vida, los primeros comercios todo a CIEN, antes de que en los polígonos industriales de repente esas mega naves se conviertan en un CASH & CARRY de productos traídos de la cercana China, no vayamos a mentir, porque ya está más cerca y más barato, pedirse uno mismo vía web cualquier producto de Oriente que pedirlo al pueblo de al lado.

A lo que iba, que ya me he ido a la ConchinCHINA. Esos colgantes que llevábamos los niños y adolescentes de los años ’80 y ’90 fue el invento de la década, una minúscula figura de madera, caracterizada como un humanoide chino y con un cordoncito, dándole atributos mágicos según el color de éste. Además algunos decían que el deseo que estuviera relacionado con el color, se cumpliría a partir de que se rompiera el cordón o se perdiera directamente el colgante. Así que no veáis las ganas que tenían los críos de perder chinitos para comprarse más. Referente a los colores de los cordones:

El rojo tenia el poder del amor, el negro el del sexo (por el color habitual del vello púbico), el amarillo el del dinero, el rosa el de la amistad, el azul el de los estudios, el blanco el de la salud.

Eso sí fue el invento pero no de la década, del siglo, un ¡PLAS!¡PLAS! por el chinito que lo inventó.

Mi chinito de la suerte. Eliocesca.

Mi chinito de la suerte. Eliocesca.

Origenes.

Aunque el origen del “chinito de la suerte”, dicen que viene de un amuleto en forma de calabaza con inscripciones chinas que traían buena suerte.

Por otra parte también se le atribuye la magia a la madera, relacionándola con las cualidades del roble y por otra parte lo relacionado a la Vera Cruz, una es por la parte de la Naturaleza y otra por la Religión.

De aquí sale:

“toco madera”  sea un símbolo para ahuyentar malos presagios y encomendarse a la buena suerte.

Y nosotros comprando, intercambiando y regalando chinitos sin saber todo esto. ¡Ignorantes e ingenuos!

Y … Chupetes.

Chupetes de la suerte.

Chupetes de la suerte.

Poco después se pasó la moda, como en todo y llegaron los “chupetes de la suerte”, más de lo mismo, se dice que el tema de los chupete, si una mujer se encuentra un chupete o si le regalan uno, esa mujer quedará embarazada. No sé que pensar, pero a mí no me parece nada mágico,  ni suerte, ni fortuna, más tratando de niñas y adolescentes.

Es decir, chupetes de diferentes colores, aquí si hubo más en tamaños y formas, aunque la cosa no tuvo tanto bombo como la de los chinitos.

Casualmente, no sé cómo llegué a tener uno y ni idea del cordón ni fortuna atribuida.

Chupete de la suerte. Eliocesca.

Chupete de la suerte. Eliocesca.

Que tengáis mucha suerte. ¡Chin pum!

Eliocesca

Super Cinexin

Super8 CineExin.

Super8 CineExin.

Recuerdos.

Una de las joyas por excelencia de los años ’70 y ’80, en casa, por suerte o no, depende como se mire, nos tocó el ochentero, es decir, somos de las jovencitas. Pertenece a mi hermana, @pinturetass, por las fotografías podréis ver que se encuentra en perfecto estado de conservación, en su caja, con el manual e incluso con su numeración y certificados de autenticidad por película.

manual 2

Caja - pantalla proyección. manuales y certificados.

Manuales y certificados.

Recuerdo como nos encerrábamos en nuestra habitación a oscuras y mientras mi hermana proyectaba la película, que por cierto, siempre me pareció un timo que duraran tan poco, yo me encargaba del sonido y las voces de todo ser animado que aparecía en la pantalla, la verdad es que nos partíamos de risa. Creo que si aún ponemos en marcha el Super 8 CinExin, nos íbamos a reír como entonces.

Caja, pantalla de proyección.

Caja, pantalla de proyección.

Super 8 CinExin.

El primer modelo del proyector para niños Super 8CinExin, llegó en los años ’70 era de color naranja, en los ’80 apareció el azul que es el más conocido, pero debido a que coincidió con la aparición y éxito que tuvieron las  videoconsolas en frente al Super 8 CinExin, Exín cerró.

El juguete era muy simple, insertar un cassette, avanzado con una manivela del mismo proyector, éste además incorporaba una simple bombilla y una lupa, así conseguía proyectar la película en una pantalla que incorporaba en la caja del embalaje, no traía sonido, pero para nosotros “era un cine como los de verdad“.

Un juguete muy simple, una caja, una manivela, una bombilla y una lupa, ¿quién no podría construir eso mismo en casa? Pues esa genial idea fue el invento de la década, quizás el invento fueron los cassettes, resistibles a golpes y el normal trato que le dan los niños, esos cassettes si que eran una innovación.

L2

Vista laterial manivela. Super 8 CinExin.

Vista anterior. Super 8 CinExin.

Vista anterior. Super 8 CinExin.

Vista lateral cassette. Super 8 CinExin.

Vista lateral cassette. Super 8 CinExin.

Mini películas que apenas duraban unos minutos, prácticamente si no recuerdo mal, todas eran de la factoría Disney, aunque el truco estaba, en que para poder ver una película tenías que comprar dos cassettes. Creo que ahí alguien si que tuvo una genial idea, pero marketing a parte, es y ha sido uno de los juguetes por excelencia de los ’80.

Cassettes.

Cassettes.

Quienes aún conservéis este genial juguete disfrutadlo y si podéis compartirlo con los más peques, mejor.

Hasta el próximo post… ¡Acción!

Eliocesca.

Cassette Color. Madel 1980.

Cassette Color. Madel 1980.

Cassette Color. Madel 1980.

Dibujar sin salirse de la línea.

Pues sí, era difícil salirse de la línea, lo único que teníamos que hacer, era cambiar la plantilla, hacer rodar el tambor y marcar con un lápiz o bolígrafo la figura de la plantilla, este simple juguete, daba la posibilidad de crear infinitos dibujos, colorearlos y pasar horas entretenidos, a la vez que decorabas estancias de la casa y regalabas tus obras a seres queridos. 

instr

Instrucciones Cassette Color

6902964

Caja Cassette Color.

Aún admiro la simpleza de este juguete, para los años que lo usé, las horas que dediqué a preparar recortar círculos de papel, a crear diferentes patrones según la posición de las distintas plantillas y la distancia a marcar según el recorrido del tambor. Como comenté en el post “Presentación.” los juguetes de antes, eran juguetes que nos hacían pensar, incluso los más simples, seguramente, nunca hice dos dibujos iguales. 

Os dejo algunas fotografías del mismo y sus piezas, durante todos estos años, he perdido dos plantillas, pero conservo muchos recuerdos. Gracias 🙂

la foto 4    la foto 3

Eliocesca.

 

 

 

Presentación Blog

Elionor y su "Isotópara".

Elionor y su “Isotópara”.

Hace mucho que tenía en mente abrir este blog, el por qué, pues muchas razones, quizás porque soy una nostálgica y guardo con mucho cariño algunos de mis juguetes de cuando era niña, quizás porque cuando veo alguno de esa época me sale un ¡Ooooh! Desde lo más hondo de mi corazón, o quizás porque cuando comparo los juguetes y juegos de hoy en día, con los de entonces siento una inmensa tristeza.

Hoy en día prácticamente se orienta al niño a juegos “interactivos”, electrónicos, autómatas, en el que el niño es un mero espectador de la acción del juguete, hoy en día no necesitan pensar, no necesitan “jugar”, simplemente darle al ON y que aquello haga algo. Antes, teníamos que darle al coco para divertirnos, si teníamos un juguete a pilas, que se moviera, ya era lo más, pero era para eso, para que se moviera, no para que hiciera cosas solo y simplemente lo miráramos. Cuando salieron las primeras consolas, no voy a mentir, tuve y conservo una Nintendo Donkey Kong, pobrecitos si nos quedábamos enganchados a ella un par de horas y si se acababan las pilas, mala suerte, hasta nueva orden.

Los juguetes de entonces nos obligaban también a interactuar con otros niños, se necesitaba de la participación en muchos juegos de más niños, hoy en día, la mayoría de juguetes, son para un niño, con el inri que si no está un adulto para enseñarle y aguantarlo, el niño se enfada. En fin, no he abierto este blog para “rechinarme” con los juguetes de hoy en día, sino para disfrutar con los juguetes de los años ’80, al menos con los más conocidos. Espero que lo disfrutéis tanto como yo.

Eliocesca.